Fundación Tres Culturas

El proyectista director de obra del Maestranza que trabajó en 34 pabellones de la Expo presenta el parque cultural temático que recreará en Marruecos la cultura andalusí.

prensa2MANUEL Saavedra vive en Arganda del Rey, en la provincia de Madrid. El lugar más alejado de África en el que ha residido. Son muchas las veces que viajó a ese continente. La primera, cuando nació en Asilah (4 de diciembre de 1943), hijo de un militar jerezano casado con una granadina, padres de siete hijos. Dos años en el Sahara y seis en Granada por destino castrense de su padre. Cuando tiene ocho años, vuelven a Marruecos. La independencia del país, en 1956, les lleva a replegarse en Tetuán hasta 1958.

Su tercer viaje al continente es una vuelta a los orígenes. Hizo la mili en el Regimiento Sevilla 40de Cartagena. En esa época, los oficiales podían reclamar a los hijos que cumplían con el Ejército. Fue así como volvió al desierto. A la ciudad donde había nacido. Allí se casa y allí nace Alberto, el primero de sus cuatro hijos. “Estuvimos en El Aaiún hasta la Marcha Verde”.

La siguiente aventura africana ya será de carácter profesional. Fue el primero de su promoción de proyectistas de Arquitectura. En 1982 viaja con su mujer y sus cuatro hijos a Argelia, para hacer una ciudad universitaria en Benusalem. “En Argelia, a lo que aquí llamamos arte árabe le llaman arte andalusí”.

Con esos precedentes, que Manuel Saavedra López sea valedor del Parque Cultural Medina Al-Andalus tiene un componente autobiográfico. El 14 de marzo presenta el proyecto en el II Foro de Medinas Históricas de Tetuán, ciudad donde catalogó 39 viviendas de origen granadino. El proyecto lo presentó en el Foro de las Tres Culturas, pabellón de Marruecos en la Expo 92. “Yo busqué en Tetuán los alarifes que hicieron el pabellón”, dice Saavedra, que contó con el arabista de la Universidad de Huelva Alejandro García Sanjuán. El parque se ubicaría en un destino por definir “entre Xauen y Tetuán”.

Si de algo entiende Saavedra es de cultura andalusí y de parques temáticos. Como delegado de Cubiertas y MZOV, fue director de obra del teatro de la Maestranza que diseñaron los arquitectos Luis Marín de Terán y Aurelio del Pozo. “Fui testigo de la visita de la Reina, que nos convenció para transformar lo que iba a ser un teatro en un edificio para óperas en una ciudad que fue escenario de tantas obras del bel canto. Hubo que modificar el proyecto sobre la marcha”.

Este hijo del desierto trabajó en 34 pabellones de la Expo. No sólo los vinculados con ese entorno cultural (Egipto, Liga Árabe). “Me traje a los especialistas de las superproducciones de Samuel Bronston. Interioristas, expertos en decoración que habían recreado los escenarios de películas como 55 días en PekínEl Cid o La caída del imperio romano“.

Lo que inicialmente era un trabajo compartido entre Cubiertas, Transáfrica y Banesto dio paso a otras iniciativas profesionales: Sevilla Service Production, GPD (General Producciones y diseños) o Idealiza, empresa de la fue consejero delegado.

Ha trabajado en los más importantes parques temáticos de España: Port Aventura, Isla Mágica, “fue una época de temporales, cada edificio lo hacíamos con una carpa”, la Warner o Terra Mítica. Ya jubilado, se rodeó de buenos profesionales. En su envite cuenta con la colaboración de Fernando Fernández, ex director del Museo Arqueológico, los dos miembros de la asociación Al-Idrisi. “Nos conocimos en un aula-taller en Inzourem, cerca de Alhucemas”, dice Fernández, “Saavedra dio un curso de prevención de terremotos en un claustro de profesores que daban Fontanería, Electricidad. El curso más numeroso fue el de Cocina para mujeres marroquíes que venían a trabajar a España”.

El embajador de Marruecos en Madrid y el cónsul en Andalucía ya conocen el proyecto Medina Al-Andalus. “Queremos implicar a los países ricos del Golfo: Qatar, Arabia Saudí”. Se trata de recrear una época ejemplo de convivencia y de alta civilización, el punto de inflexión de unos árabes que se fusionaron con los hispanogodos. Tendría cinco unidades de contenido: un área de ocio dirigida sobre todo a los niños y otras cuatro que recrearían los diferentes periodos: Emirato y Califatos Omeyas (711-1031); reinos de Taifas (1042-1081); Almorávides y Almohades (1085-1212); dinastía Nazarí (1231-1492). Año en el que se produjo el Descubrimiento de América que se conmemoró en la Expo.

A sus hijos les trasladó el aliento. Alberto estudió Historia del Arte; Carlos, paisajismo y medio ambiente; Laura, filología alemana; Beatriz, filología árabe.

 

Tweet about this on TwitterShare on Facebook
¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR